Cargando...

Mi vaper sabe a quemado: Guía con todo lo que debes saber

mi vaper sabe a quemado

Existen vapeadores de todo tipo de dispositivos de vapeo: desde los que prefieren los desechables y pods, hasta los que prefieren los tanques sub-ohm o los mods. Sin embargo, la frase “mi vaper sabe a quemado” es un punto en común que tiene la mayoría, no importa el tipo de cigarrillo electrónico que empleen. 

En realidad, existen varias razones para que ocurra ese sabor a quemado mientras se vapea, pero la mayoría, por no decir todas, pueden prevenirse, o al menos remediarse a tiempo para no arruinar nuestra experiencia de vapeo en el mejor momento. 

En este post, te enseñamos tanto las causas como las formas para solucionar ese golpe quemado en el vape:

¿Por qué sabe a quemado mi vape? Golpe seco vs. Golpe quemado

En condiciones normales, un vape nos brinda un sabor y cantidad de vapor adecuados de acuerdo al tipo de dispositivo: como bien sabemos, los atomizadores suelen brindar más sabor que los cartuchos, y los tanques sub-ohm más que los pods. Sin embargo, en todos ocurre en algún momento el “golpe seco”, que aunque se emplee de forma indiferente al “golpe quemado” no son lo mismo. 

El golpe seco ocurre cuando la mecha de la resistencia se seca un poco: esto tiene como consecuencia que se produzca una disminución del sabor y del vapor. Sin embargo, si se continúa vapeando en esas condiciones, el golpe se volverá quemado, lo cual produce un sabor realmente desagradable en boca, lo cual se acompaña también de tos y sequedad en la garganta. 

El golpe quemado ocurre cuando se utiliza un atomizador sin suficiente o ningún líquido en la mecha. Sin líquido que vaporizar, las resistencias queman la mecha de algodón, y básicamente terminamos inhalando algodón quemado.

Sabiendo identificar el golpe seco, tendremos un buen recurso para evitar que llegue el sabor a quemado, teniendo una oportunidad de identificar la causa de este y con suerte, remediarla.

A continuación, te ayudamos a identificar la posible causa: 

  • Wattage demasiado alto: Cuando vapeamos a wattages que exceden los límites de la resistencia, el e-líquido se vaporizará muy rápido, y al ocurrir esto, las resistencias pueden quemar la mecha, aunque haya aún algo de e-líquido en ellas. 
  • Mucha glicerina vegetal en el e-líquido: No todos los atomizadores y tanques permiten cualquier tipo de e-líquido, mientras que algunos admiten fórmulas con un alto contenido de glicerina vegetal, otros funcionarán de forma óptima con un 50% o menos de esta sustancia. Para saber cuál es la proporción que admite tu vaporizador, mira los canales por donde va situada la mecha, si los agujeros son muy pequeños, posiblemente el vape no funcione bien con e-líquidos con más de un 50% de glicerina. 
  • Vapeo en cadena: Cuando hacemos demasiadas caladas en poco tiempo, la mecha se secará más rápidamente, por lo que si sientes el golpe seco, toma un descanso pues pronto se aproxima el golpe quemado. El hacer una pausa permitirá que el e-líquido vuelva a cubrir las partes que se han secado de la mecha. Esto justifica el por qué un vaper sabe a quemado con una resistencia nueva
  • Imprimación incorrecta de las resistencias: Imprimar las resistencias consiste en dejar que las mechas se saturen correctamente de e-líquido. Esta es sin dudas la causa más común de un golpe quemado, por lo que si deseas evitarlo, siempre debes imprimar adecuadamente tus resistencias. 

¿Qué hacer cuando el Vape sabe a quemado?

Una vez identificamos la causa del sabor a quemado, lo mejor es tomar acciones para evitar no solo seguir vapeando así, sino también evitar daños al dispositivo:

  • Si la mecha se ha secado parcialmente o no está del todo impregnada, pero no ha comenzado a cambiar la coloración, toma un descanso para que el e-líquido impregne el algodón, o pon más e-líquido en caso de no haber puesto el suficiente en un inicio. 
  • Si has utilizado un e-líquido con mucha glicerina, cambia la mecha,  limpia las resistencias y consigue un e-líquido con 50/50 PG-VG, o con un máximo de 50% de glicerina vegetal. 
  • Si estabas vapeando a un wattage demasiado alto, reajusta el mismo. Ten en cuenta que con 10 W ya es más que suficiente potencia para vapear cómodamente, aunque lo común es que los vapeadores prefieran subir entre 50 y 80 W. Siempre mantente dentro de las recomendaciones del fabricante. 

Tip Vapori: Aprende a imprimar correctamente tus resistencias

Siendo una de las causas más comunes del sabor a quemado durante el vapeo, en Vapori queremos enseñarte la forma correcta de imprimar las resistencias:

Imprimando pods

Los vapes tipo pod system usualmente vienen sin e-líquido en ellos, por lo que el proceso de imprimación es sumamente sencillo, pues no necesitas retirar la resistencia desde dentro del dispositivo:

  1. Llena el cartucho con e-líquido: Utilizando una botella de e-líquido rellena el cartucho del pod hasta la marca que establezca el mismo. 
  2. Déjalo saturar por 10 minutos: Este suele ser el tiempo ideal para que la resistencia se imprime bien. 
  3. Inhala un par de veces sin la batería puesta: Esto hará que algo de e-líquido llegue a los canales de mechado, brindándote seguridad extra en contra del golpe seco. 
  4. Toma caladas más cortas al inicio: Debido a que los pods, que usualmente cuentan con resistencias pequeñas, necesitan ser habituadas antes de poder sacarles el máximo partido. De tomar caladas demasiado largas desde un inicio, incluso si la mecha está bien saturada de e-líquido, podrías terminar con sabor a quemado. 

Imprimando kits avanzados y tanques de vapeo

Los kits y tanques de vapeo permiten reemplazar las resistencias y mechas, en estos casos el proceso de imprimado requiere de un poco más de maña, aunque no es algo que un vapeador novato no pueda aprender mientras averigua como montar un vaper por primera vez:

  1. Gotea algo de e-líquido en los agujeros donde va la mecha y dentro del cabezal de la resistencia. 
  2. Arma tu tanque y llénalo de e-líquido: en el caso de los dispositivos que cuentan con un depósito, el procedimiento es el mismo. 
  3. Deja reposar por 10 minutos, pasado este tiempo inhala por la boquilla sin que esté encendido el tanque, para acelerar el proceso de imprimación. 
  4. Si tu vape permite ajustar el wattage, comienza desde el wattage más bajo recomendado, y ve subiendo de forma gradual hasta encontrar el punto ideal. 

Preguntas Frecuentes:

¿Cómo saber si la resistencia de un Vaper está quemada?

Para saber si la resistencia de un vaper está quemada, fíjate si al cambiar la mecha, esta se mancha o quema más rápido de lo habitual (resulta útil también saber cuánto dura la resistencia vape que usas en promedio). Este será un claro índice de que la resistencia está quemada y hay que cambiarla, esto si no notas el sabor a quemado al dar una calada. 

¿Cómo hacer que mi Vaper no sepa a quemado?

Para hacer que tu vaper no sepa a quemado, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evita dar demasiadas caladas de una vez. 
  • No vapees a un wattage demasiado por encima de lo que tu dispositivo tolera. 
  • Cambia la mecha en cuanto cambie a color marrón, pues evidencia que está quemándose. 
  • Fíjate en la coloración del e-líquido, si cambia a un color caramelo, posiblemente la resistencia está quemada. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.