Cargando...

Tutorial: ¿Cómo limpiar un vaper?

cómo limpiar un vaper

Tener nuestro vaper siempre limpio es la mejor manera de obtener del mismo el mejor rendimiento. 

Y si bien los ingredientes que usamos para vapear y las partes del mismo no manchan ni causan desgaste en el equipo, lo cierto es que algunos de los ingredientes del vape sí que dejan residuos, y cuando estos se acumulan podemos enfrentarnos a problemas como un vaper que no saca humo o cuyo sabor no es tan bueno.  

Por ello, es esencial que si ya has comprado o estás pensando en comprar un dispositivo de vapeo recargable, aprendas cómo limpiar un vaper para aumentar su vida útil y la de sus componentes (incluso los reemplazables!)

¡Presta atención!

Cómo limpiar vaper: Paso a paso

A continuación, te contamos cómo limpiar cada una de las partes de tu vape de forma individual:

Limpiar la boquilla

El cómo limpiar la boquilla del vape es la parte más simple de este proceso: Podemos utilizar un cepillo bien fino para restregar la parte interior de la superficie, o también emplear un hisopo. Ambas herramientas pueden mojarse con alcohol para lograr la limpieza. 

Limpiar la resistencia

Limpiar la resistencia es uno de los procesos más complicados, debido a que existen dos tipos de resistencias que podremos limpiar: reemplazables y reconstruibles.

Cada una debe limpiarse de forma diferente, por lo que primero te tocará identificar cuál es la que lleva tu vape:

Limpiar resistencias reemplazables

Las resistencias reemplazables que vienen en los tanques sub-ohm se pueden limpiar, pero en la mayoría de casos solamente lograremos extender un par de días su vida útil. Esto es debido a que la limpieza con agua removerá buena parte de los residuos, pero no todos, y luego de usar agua para este proceso, tendrás que dejar que esta se evapore antes de volver a vapear. Ahora bien, la limpieza se desarrolla de la siguiente manera:

  1. Deja las resistencias empaparse en etanol, vinagre o vodka barato durante un par de horas. 
  2. Enjuaga con agua común y luego con agua destilada. 
  3. Emplea un secador en la parte abierta de la resistencia para que el agua entre en los agujeros donde se coloca la mecha. 
  4. Deja secar al aire hasta que toda el agua se evapore.

Limpiar resistencias reconstruibles

Las resistencias que se emplean como parte de los atomizadores reconstruibles deben limpiarse bastante a menudo. Esto es debido a que tienden a formar residuos de grumos debido a los e-líquidos, lo cual repercute en la calidad del sabor y la producción de vapor. 

Para realizar esta limpieza sigue los siguientes pasos:

  1. Retira la mecha de la resistencia empleando una pinza de cerámica (no de metal, para evitar cortocircuitos. 
  2. Pon a funcionar la resistencia a potencia media, pero sin dejar que brille demasiado (o sea, que alcance demasiada temperatura)
  3. Coloca la resistencia bajo el grifo de agua. 
  4. Cepilla la resistencia con un cepillo de dientes o una herramienta específica para limpiar resistencias.
  5. Vuelve a activar la resistencia para eliminar los residuos de humedad. 

Limpiar el atomizador

Si estás usando un atomizador comercial, lo mejor es desensamblar lo más posible el vape antes de proceder del siguiente modo con el atomizador:

  1. Pon el atomizador bajo el grifo con agua caliente durante unos 30 segundos.
  2. Limpia con un trozo de servilleta de papel por fuera y por dentro. 
  3. Puedes emplear también un cepillo de dientes para los hilos y partes finas.
  4. Pon a secar el atomizador durante 10 minutos al aire, y si emplearás un secador de cabello que el aire sea frío, nunca caliente. 
  5. Finalmente, vuelve a armar el dispositivo. 

Limpiar el tanque

Siempre recomendamos limpiar el tanque antes de cambiar de un sabor de e-líquido a otro. Esto, porque siempre pueden quedar residuos en las paredes del mismo, y al verterse el otro líquido puede contaminarse y brindar un sabor diferente, y no siempre agradable, al que teníamos planeado. 

Por el contrario, si sueles usar el mismo e-líquido una y otra vez, la limpieza puede espaciarse hasta hacerlo cada 1 o 2 semanas. 

Ahora bien, el paso a paso para limpiar tu tanque o depósito está descrito a continuación:

  1. Remueve el tanque de tu vape y separa de la resistencia si esta está junto al mismo.
  2.  Enjuaga cada parte del tanque con agua tibia, y si empleas líquidos con nicotina, no olvides ponerte guantes para manipular el mismo. 
  3. Seca luego con una toalla de papel y permite que el aire haga el resto del trabajo. 

Consejos Adicionales a la hora de limpiar el vape

cómo limpiar vaper y resistencias

1. Productos a evitar al limpiar un vape

Si bien determinadas partes del vaper se pueden limpiar con productos como alcohol, pasta dentrífica, vodka o vinagre, limpiar vaper con alcohol sin saber cuáles partes admiten el tratamiento con el mismo no es del todo recomendable.  

El peróxido de hidrógeno también se emplea, pero no debe mezclarse con otros productos de limpieza para evitar reacciones químicas peligrosas. Lo mismo sucede con la acetona, se puede mezclar con alcohol para limpiar el vape, pero las partes plásticas o de resina pueden decolorarse con el uso de la acetona. 

2. Frecuencia de limpieza del vape

Un vape debe limpiarse de forma general al menos cada 2 semanas, pero los atomizadores reconstruibles y sus resistencias deben ser limpiados al menos una vez por semana, y los tanques cada vez que cambiemos de sabor.

3. Prevención de desastres

Una buena forma de asegurarnos que la limpieza de nuestro vape, sobre todo la primera vez, no termine en desastre, es anotando si no de forma física, al menos mentalmente, la forma en que se ensambla cada pieza. Esto nos evitará que de pronto al volver a armar el vape no nos funcione, u ocurran otros problemas indeseados como filtraciones, inconsistencias en el calentamiento en las resistencias, falta de potencia, etc. 

Otra forma de evitar desastres es conociendo a fondo los e-líquidos que empleamos: 

Los que cuentan con más del 50% de glicerina vegetal, así como algunas fórmulas de coloración oscura y con sabores de postres, tienen la fama de formar pegotes en las resistencias. 

Una resistencia con residuos de e-líquidos hará que el sabor se sienta quemado, al tiempo que disminuye la producción de vapor del dispositivo, sin contar que se quemará más rápido. 

Por ello, la limpieza de la resistencia de forma regular nos permitirá extender la vida útil de la misma. Incluso un par de días más que logremos alargar el uso de estas resistencias en buen estado, al final del mes nos reportará un buen ahorro. 

Preguntas Frecuentes:

¿Cómo limpiar la resistencia de un vape?

Para limpiar las resistencias del vape emplearemos métodos distintos en función de si estas son parte de un kit reemplazable o reconstruible: en el primer caso usaremos solo agua, y en el segundo lo mejor es usar la técnica del “dry burn” en que calentamos la resistencia y luego la ponemos bajo el grifo para que suelte los residuos. 

¿Cómo limpiar un atomizador Vape?

Limpiar el atomizador puede hacerse de dos maneras:

  • Limpiando bajo el grifo con agua tibia.
  • Colocando el atomizador sin la resistencia en un recipiente con agua combinada lo mismo con vinagre, que con bicarbonato, pasta de dientes, etc. 

¿Cómo quitar lo quemado de una resistencia?

Para quitar lo quemado se puede lavar la resistencia del vaper y restregar delicadamente con un cepillo, o dejar remojando por 10 minutos en vinagre, acetona, alcohol, etc. 

¿Cómo limpiar un vaper Vaporesso?

Para limpiar un vaper Vaporesso o limpiar un tanque Vaporesso debemos tener en cuenta el tipo de vaper del que se trata. Emplearemos los pasos propuestos en este artículo según sea el caso. 

¿Cómo limpiar un vaper Smok?

Para limpiar un vaper Smok podemos usar agua común, o destilada según sea nuestra preferencia. Asimismo, se pueden emplear en las resistencias y otras partes que acumulen residuos de e-líquidos alcohol, acetona, vinagre, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.