Cargando...

Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar
Limpiar

Atomizadores RDA

Cada vapeador que se lanza a la aventura de construir sus resistencias, tiene un tipo especial de atomizador, en función de sus necesidades. 

Si prefieres el vapeo sub-ohm, sin lugar a dudas construir tus propias resistencias para el atomizador RDA o RTA es muy positivo, dado que ahorrarás bastante dinero comprando los materiales de fabricación, en contraste con comprar las piezas prefabricadas. 

¿Qué es un atomizador RDA?

El atomizador RDA toma su nombre a partir de las siglas de “Rebuildable Dripping Atomizer”, que vendría a significar atomizador de dripeo reconstruible. Se diferencia del RTA en que permiten gotear el e-líquido directamente en la mecha de algodón. 

Generalmente, se dividen los atomizadores RDA en dos tipos:

Atomizador RDA single coil

Los atomizadores RDA de una sola bobina son excelentes para vapeadores que aprecian una  mayor autonomía y mayor rendimiento de los e-líquidos, ya que al utilizarse una sola resistencia, se consume entre un 15% y 30% menos de energía, y se conserva más tiempo el e-líquido. 

Son además una buena opción para quienes se inician en la customización de vapes, ya que resultan más fáciles de construir dado su diseño simple, que permite que el recambio de resistencias sea más sencillo.  

Atomizador RDA dual coil

Los atomizadores RDA con dos bobinas por otra parte, son mejores para quienes desean pasar de fumar a vapear, ya que al tener dos resistencias, se alcanzará fácilmente un mayor golpe de garganta, debido al rápido calentamiento de los e-líquidos, al tener una mayor superficie de contacto entre las resistencias y el e-líquido.

Son también los preferidos de los vapeadores amantes de las nubes de vapor, ya que por su configuración.

¿Qué es el Dripeo? 

El dripeo es una modalidad de vapeo en que no se emplea un tanque para almacenar el e-líquido, sino que se gotea el mismo en un pequeño depósito que usualmente está incluido en el vaper, a través de una boquilla de dripeo o “drip tip”. 

El gran problema con el dripeo, es que tendrás que rellenar ese pequeño depósito bastante a menudo. 

Ventajas de los atomizadores RDA

Quizás hayas visto otras siglas cuando buscas información sobre atomizadores: RTA, RBA, RDTA, etc. Por ello, a continuación te comentamos las ventajas de los RDA en específico:

  • La calidad del sabor es mucho mejor que la obtenida con dispositivos de tanques o pods. 
  • Poseen la mejor producción de vapor y flujo de aire. 
  • Puedes cambiar fácilmente de sabor de e-líquido, sin tener que preocuparte por vaciar o limpiar un tanque. 
  • Resultan más económicos que otros dispositivos de vapeo, tanto en el mantenimiento como en la compra de insumos. 

¿Cómo usar un atomizador RDA?

Al explicar qué era un atomizador RDA, expusimos el funcionamiento básico del mismo. Por lo que quizás quede bastante claro cómo se usa un atomizador RDA: gotea el  e-líquido en la mecha de la resistencia, e inserta el RDA de regreso al vaper. 

Sin embargo, al ser un componente reconstruible, también necesitarás reemplazar las mechas y resistencias. 

Por ello a continuación te mostramos cómo construir y usar tu atomizador RDA: 

1. Construye tu resistencia y ubícala

Lo primero será cortar un pedazo de  hilo Kanthal, ligeramente mayor que lo que necesites para tu resistencia. Por lo general se suele cortar un pedazo de unas cuatro pulgadas, pero siempre es mejor excederse la primera vez. 

En función del dispositivo de vapeo, el lado para el que deberán apuntar los extremos sobrantes de la resistencia variará. Así, en la mayoría de RDAs los extremos suelen apuntar en la misma dirección, mientras que en algunos apuntan a distintas direcciones. 

Actualmente, los RDAs poseen un mecanismo que facilita bastante el proceso de ensamblaje. Simplemente afloja los tornillos de los postes e inserta los extremos a través de los agujeros que se encuentran en los mismos.

Uno de los extremos debe ir al poste central, que será positivo, y el otro a uno de los negativos. Recuerda que la resistencia debe estar cerca a los postes, pero no tocándolos. Para esto, lo mejor es que mantengas la resistencia enrollada en la guía durante el proceso de montaje. 

A la hora de montar la resistencia, necesitarás comprimirlas mediante unas pinzas y calor. Esto permitirá que las puedas ajustar a la perfección. 

2. Inserta la mecha

Insertar la mecha de algodón es el siguiente paso para usar tu RDA. Aquí el reto es intentar obtener la densidad adecuada: esta debe ser más gruesa que el diámetro interior de tu resistencia, pero no tanto como para deformarse al pasarla.

Una vez encuentres el grosor adecuado, pasa la mecha por la resistencia, y luego córtala de manera que la mecha no exceda el tamaño del depósito de e-líquido. Usa un destornillador o pinzas para empujar los bordes de la mecha en el depósito.

3. Gotea el líquido y comienza a vapear

El tercer y último paso es gotear el e-líquido en la mecha. La cantidad debe ser suficiente para empapar la mecha. Aunque algunas personas prefieren hacer esto, y rellenar también el depósito. 

Una vez hecho esto, presiona el botón de encendido y ya puedes comenzar a vapear. 

Como ves, los atomizadores RDA no son, ni de lejos, la cosa más complicada del mundo. Y quizás la creación de resistencias para este y otros tipos de atomizadores reconstruibles sea lo más técnico que harás para tu vape. 

Por ello, te alentamos a buscar tus propios accesorios e insumos para una creación más personalizada de tus vapes. Si tienes dudas al respecto, siempre puedes preguntar a nuestros especialistas, quienes encantados te guiarán para que encuentres el material o dispositivo que mejor se ajuste a tus necesidades. 

Preguntas Frecuentes

¿Qué es una resistencia RDA?

Una resistencia RDA es la que se utiliza en los atomizadores reconstruibles de dripeo, usualmente tienen entre 4 y 5 vueltas, y pueden ser simples o duales. 

¿Cuándo cambiar la resistencia RDA?

Una resistencia para RDA bien construida, debería ser cambiada entre 4 días y una semana. El tiempo también variará en función de cuánto vapeas, ya que de no hacerlo todos los días y a todas horas, lo más probable es que la resistencia dure el doble de tiempo.